Cobertura de atención médica para mujeres

Resumen

  • Si es una mujer, usted tiene necesidades de atención médica diferentes a las de los hombres. Las mujeres pueden necesitar acceso a control de natalidad o atención prenatal y de maternidad. Las mujeres tienden a vivir más que los hombres y son más propensas a necesitar atención para condiciones crónicas y discapacidades, esto significa que gastan generalmente más que los hombres. Un seguro médico puede ayudarle a pagar por la atención que necesita.
  • Por ley, la mayoría de planes de salud deben cubrir ciertos servicios de salud para la mujer, porque son “beneficios de salud esenciales”, como la atención prenatal y de maternidad. Algunos de estos servicios son “atención preventiva” y deben ser gratis, como los chequeos de “mujer sana” anuales y ciertas evaluaciones para detectar cáncer y osteoporosis.
  • Los planes no pueden cobrarle a las mujeres primas más altas que a los hombres, y la mayoría de planes no puede poner un límite en lo que gastarán en su atención médica por su tiempo de vida. Si es una mujer de 65 años o más, puede solicitar Medicare, el programa de seguro médico público para adultos mayores.
  • Si no tiene seguro, visite nuestra sección de Recursos para obtener más información acerca de en dónde puede encontrar servicios de salud gratis o de bajo costo.

Para conocer más acerca de la cobertura para la atención médica de mujeres, lea el artículo completo.

Si es una mujer usted tiene necesidades de atención médica diferentes a las de los hombres. Por ejemplo, algunas mujeres pueden embarazarse. Las mujeres también pueden estar en mayor riesgo de desarrollar cáncer de mama y osteoporosis. Estas diversas necesidades de atención médica pueden significar que las mujeres tienen costos de atención médica más altos que los hombres. Adquirir un plan de salud puede protegerla de los altos costos de la atención médica. Puede encontrar un plan por medio de su empleador, si este lo ofrece, del Mercado de atención médica de su estado o del Mercado de atención médica federal. Son oficinas en donde puede pasar a comprar un plan de salud privado, o solicitar planes gubernamentales como Medicaid. Estos fueron creados por la Ley de cuidado de la salud a bajo precio (ACA).

La ley federal actualmente demanda que la mayoría de planes de seguros médicos cubran los servicios de atención médica que requieren las mujeres. Esto incluye beneficios de salud esenciales, como atención durante el embarazo. También incluyen ciertos servicios preventivos, como chequeos y pruebas de diagnóstico de cáncer. La mayoría de planes de salud deben cubrir los servicios preventivos sin costo. Las aseguradoras no tienen permitido cobrar a las mujeres primas más altas que a los hombres por los mismos planes. Tampoco se le puede negar cobertura por estar enferma o por tener una condición médica preexistente.

Servicios preventivos

Los servicios preventivos la ayudan a que evite adquirir una enfermedad o la detectan en su etapa inicial, antes de que pueda causar más daño. La mayoría de planes de seguros médicos tienen que cubrir ciertos servicios preventivos sin costo, incluyendo servicios importantes para las mujeres.

Para recibir servicios preventivos sin costo, debe ir con un proveedor en la red de su plan de seguros. Una red está formada por médicos, hospitales y otros proveedores que han acordado aceptar el pago de su plan de seguros por su atención. Para otros tipos de atención, aunque vea a un “proveedor dentro de la red”, debe pagar un copago o coseguro. También podría tener que pagar más para alcanzar su deducible, el monto anual que se paga normalmente antes de que la aseguradora empiece a pagar por su atención. Pero para servicios preventivos, si se queda “dentro de la red” no tendrá que pagar un copago o coseguro, y no tendrán costo aunque no haya alcanzado su deducible.

Uno de los servicios preventivos más importantes es el chequeo anual, o la consulta de mujer sana, para mujeres menores de 65 años. La consulta incluye un examen completo y se enfoca en la atención preventiva para mujeres. Por ejemplo, si piensa quedar embarazada, puede hablar con su médico acerca de la salud antes de la concepción. Esos son los pasos que puede seguir para tener un bebé saludable, aún antes de quedar embarazada.

Las mujeres que pueden quedar embarazadas también pueden recibir control de la natalidad sin costo (con algunas excepciones). Si está embarazada o tiene un bebé, puede recibir apoyo y consejería acerca de la lactancia. Y puede hacerse pruebas para ciertas condiciones, como detección de anemia y pruebas para infecciones de transmisión sexual.

Otros servicios preventivos sin c osto incluyen:

  • Mamografía de detección de cáncer de mama cada uno o dos años para mujeres de más de 40 años.
  • Prueba de detección de cáncer cervical para mujeres sexualmente activas.
  • Prueba de detección de osteoporosis para mujeres en riesgo y de más de 60 años
  • Pruebas de detección de violencia interpersonal y doméstica y consejería.

Su plan de salud también puede cubrir otros servicios preventivos, más allá de los de ley. Hable con su médico o plan de salud acerca de los servicios preventivos que pueden ser buenos para su salud.

Embarazo y parto

Si está embarazada, necesitará atención para el nacimiento de su bebé. También necesita lo que los médicos llaman “atención prenatal” durante su embarazo. La atención prenatal es importante para tener un bebé saludable. La atención prenatal y los servicios del parto son beneficios de salud básicos que la mayoría de planes de salud están obligados a cubrir, por ley.

Si está embarazada pero no tiene seguro, puede adquirir un plan después de tener a su bebé. Tener un bebé la califica para un período especial de inscripción. Esto significa que puede adquirir un plan de salud privado ofrecido a través del Mercado de seguros de salud. Puede inscribirse hasta 60 días después, su cobertura iniciará el día en que su bebé nació.

Es posible que obtenga ayuda para pagar por su plan, dependiendo del ingreso de su familia. Si no puede pagar un plan de salud, Medicaid y Child Health Plus son programas de seguros médicos públicos para personas que tienen ingresos bajos y sus hijos. Medicaid y Child Health Plus también cubren atención de maternidad y parto. Si gana mucho como para calificar para Medicaid, pero no lo suficiente para pagar por un plan privado, puede ser elegible para el plan Essencial de bajo costo del estado de Nueva York. También puede ser elegible para un crédito de impuestos y asistencia con parte de los costos para ayudarla a pagar por la cobertura.

Los planes de salud no pueden negarle la cobertura solo por estar embarazada.

Condiciones crónicas

Las mujeres generalmente viven más tiempo que los hombres. También son más propensas a desarrollar ciertas condiciones crónicas y discapacidades, como la enfermedad autoinmunitaria, osteoporosis y accidente cerebrovascular. La atención para estos y otros problemas de salud crónicos, como la presión arterial alta o el colesterol alto es importante para todos los adultos mayores. Tratar estas condiciones en el curso de la vida de una mujer puede ser muy costoso.

Según la ley federal, los planes de salud no pueden poner un límite en lo que gastarán en su atención médica por su tiempo de vida. Tampoco pueden cobrar a las mujeres primas más altas por la misma cobertura.

Si es una mujer de 65 años o más, puede ser elegible para Medicare, el programa de seguro médico público para adultos mayores. (las personas más jóvenes con discapacidades o con enfermedad renal en etapa terminal también pueden adquirir Medicare). Medicare cubre varios servicios preventivos para mujeres sin costo. Haga clic aquí para obtener una lista completa.


Su plan de acción: Cuídese como mujer

If you’re an immigrant, here are key steps to follow to get health insurance coverage and care:



  • Si no tiene seguro, trate de obtener uno inscribiéndose en un plan del Mercado. El plan le ayudará a pagar por su atención médica. If you’re not insured, try to get insured by signing up for a Marketplace plan. The plan will help you pay for your healthcare.
  • Si no puede pagar una cobertura médica, averigüe si usted y su familia son elegibles para Medicaid, Child Health Plus o para recibir ayuda para pagar por un plan del Mercado.
  • Si tiene seguro, aproveche los servicios preventivos, especialmente los que son para mujeres.
  • Si está embarazada, asegúrese de recibir atención prenatal de manera regular. La mayoría de planes tienen que cubrir esos servicios.
  • Si tiene 65 años o más, utilice Medicare para cubrir el tratamiento de condiciones crónicas y servicios preventivos. Debería registrarse para Medicare tres meses antes de cumplir 65 años.
 

Más artículos para leer